viernes, noviembre 04, 2005

¡SIEMBRE CIZAÑA, QUE ALGO QUEDA!

La gente de la calle vemos bien que la oposición ejerza como tal, que busque la manera de hacer valer sus votos ante el Gobierno, pero nunca entenderemos que su acumulación de bilis reviente la vida política del país

MILAGROSA Carrero
04/11/2005

XTxengo que inclinarme, una vez más, ante la energía desplegada por la oposición frente al Gobierno, fruto evidente de esa visceralidad que lleva a sus líderes no sólo a despotricar apasionadamente, sino a organizar una mastodóntica cruzada por la unidad de España, y sobre todo, en contra de la reforma del Estatuto catalán, eso sí, sin reparar en gastos. El simple despliegue en el Camp Nou de una pancarta, incluyendo al País Valenciano, y a Baleares como Paisös Catalans, motivó al señor Acebes , para despacharse a gusto en una rueda de prensa, contra Rodríguez Zapatero y sus socios catalanes, sin el menor reparo en acusar al presidente de "romper el modelo constitucional", y lejos del talante negociador de que hace gala este último, de provocar continuos enfrentamientos.
Ahora todo son protestas. A juzgar por las 1.053 enmiendas presentadas por el PP al Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado se diría que no hubieran tenido en sus manos la posibilidad de hacerlas realidad hace menos de una legislatura. Víctima de los celos, el PP no ha perdido ocasión, desde que perdió las elecciones, de arremeter contra el Gobierno, tarea en la que cuenta con el incondicional apoyo de la cadena COPE. En este corto periodo de tiempo, se ha animado, primero, a convocar manifestaciones contra la decisión del Parlamento de legalizar el matrimonio entre homosexuales, a las que acudió, por cierto, de la mano de la Iglesia Católica, y ahora convoca una nueva manifestación contra la LOE y en apoyo del texto alternativo a la futura Ley de Educación, que pretende presentar.
Pero su actividad ha sido incesante, y algo me dice que sin el apoyo del PP las cofradías de pescadores no se hubieran atrevido a paralizar la vida económica de unas cuantas ciudades portuarias, como si su derecho a la huelga implicara, no el paro laboral, sino el ejercicio físico de la violencia contra el resto de las actividades. Que dejen de faenar, o que se manifiesten, como legítima medida de presión, es lo justo, pero fondear los pesqueros en la bocana de los puertos, bloqueando los accesos marítimos de mercancías y pasajeros me parece francamente sancionable. Y respetando todo su derecho a manifestarse no puedo dejar de preguntarme, si no está nuestro omnipresente PP detrás de la manifestación convocada por ASAJA para el próximo día 23 de noviembre, por la rebaja del impuesto del gasóleo y la subida del IVA de sus productos, porque si esto es así podemos esperar que, continuando con la estrategia usada por los pescadores, y si nadie lo remedia, corten el tráfico de acceso y salida a la capital, por el tiempo necesario hasta lograr la negociación. Pero si la oposición es experta en utilizar los conflictos para llevarlos al terreno del escándalo y la crispación, no hay cosa que mejor haga que manipular la información, y ahí tenemos a nuestro irritante Mariano Rajoy , afirmando, a viva voz, que el Gobierno recoge, en su futura Ley del Suelo, ni más ni menos que permitir la expropiación de los pisos vacíos y sin ningún problema se permite publicarlo en El Mundo , provocando deliberadamente la alarma social, y episodios turbulentos, como los ocurridos en el pueblo granadino de Jun, a pesar de que la misma ministra de la Vivienda, Ma Antonia Trujillo , ha asegurado personalmente la falsedad de estas aseveraciones, recalcando literalmente que la expropiación o la venta forzosa de viviendas vacías no está ni va a estar en el Proyecto de la Ley del Suelo, que ultima el ministerio. El PP no puede soportar que el Gobierno del PSOE tenga un proyecto político, y se proponga realizarlo, no ha asumido la idea de haber perdido las elecciones, y sobre todo, no aguanta que Zapatero elija pactar con los nacionalistas, frente a su grupo, pero lo que peor le sienta a la oposición, y no está dispuesta a permitir, es que sea el Gobierno de Rodríguez Zapatero quien se lleve el triunfo de traernos la tan deseada paz. Para Jaime Mayor Oreja , tanto el proceso de paz, como la tramitación parlamentaria del Estatuto catalán, forman parte de una misma estrategia política por parte de Zapatero, cuyo objetivo es volver a ganar nuevamente las elecciones, aparentando una falsa expectativa de paz a cambio de consensuar el Estatuto de Cataluña. Pero señor Oreja, claro que el PSOE quiere ganar las elecciones, además de entender que la forma adecuada de resolver los conflictos y las divergencias, en democracia, es el diálogo, la negociación. ¿O no hubiera querido Aznar repetir mandato? ¡Ya está bien de ver contubernios judeomasónicos donde hay voluntad negociadora! Se trata de buscar fórmulas de convivencia, que le sirvan al conjunto del Estado, y se trata de utilizar los cauces democráticos para ello, independientemente de que a mí o al político de turno no le guste la cara, o el pensamiento del interlocutor.
La gente de la calle vemos bien que la oposición ejerza como tal, intentando influir, a través del parlamento, en la redacción de las leyes comprendemos que busque la manera de hacer valer sus votos ante el Gobierno, para alcanzar ciertos acuerdos, pero nunca podríamos entender, que su acumulación de bilis reviente la vida política del país, y pueda llevar a abortar un proceso de paz, frente al cual no hay fractura de opinión, en toda la geografía española, ya se llamen naciones, o comunidades autónomas: Desde los vascos hasta los extremeños, desde los andaluces a los catalanes, desde los nacionalistas más ortodoxos, hasta los partidarios del principio de Caja Unica , desde Ibarreche , hasta Rodríguez Ibarra , y así sucesivamente, todos, estamos de acuerdo en que queremos negociar con ETA. Queremos alcanzar un acuerdo que permita el fin del terrorismo, para unos, o de la lucha armada, para otros. Queremos hablar en paz, pero además, sería muy de agradecer por la opinión pública que en este ejercicio democrático del diálogo, los políticos de la oposición respetaran la voluntad popular, y evitaran, en lo posible sembrar la cizaña, cada vez que abren la boca.
*Profesora de Secundaria

© Editorial Extremadura, S.A. Web desarrollado y gestionado por
DiCom Medios, S.L.
http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/seccion.asp?Pkid=101

2 comentarios:

Askinstoo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Yo nunca las he visto tan bien puestas como ESTAS...