jueves, enero 04, 2007

Los cuatro pilares del Sistema

Milagrosa Carrero
28 dic 2006


Tras repasar mi lista de deseos y comprobar la imposibilidad de que se cumplan los más nobles por utópicos, como el fin de la guerra, del hambre, o de la discriminación, y habida cuenta de que los de índole práctica caen de lleno en el ámbito político, este año he decidido, sustituir la carta a los reyes magos, por una a Guillermo Fernández Vara, y que me perdonen en Oriente, pero no puedo remediar esa simpleza racionalista que me lleva a poner mi fe en personas de carne y hueso, y en proyectos concretos.

Yo había pensado pedirle a los reyes un audífono para mi madre. Es muy difícil para una persona con disminución auditiva comunicarse, especialmente por teléfono, e incluso en directo, donde el que más y el que menos, se cansa de repetirle las frases a voces y acaba desistiendo, tras varios intentos, de toda comunicación.

Curiosamente estos dispositivos que eliminan barreras físicas impidiendo el aislamiento del afectado, no son financiados por la Seguridad Social, a pesar de que su precio privativo los hace inaccesibles a gran número de posibles usuarios, artículos de lujo, que junto con gafas, lentillas, y otros dispositivos protésicos quedan, por alguna razón que desconozco, fuera de toda cobertura. Precisamente hace unos días me comentaba una señor en las oficinas de MUFACE, que no podía comprender porque la Sanidad asumía las operaciones de cambio de sexo, y no lo hacía con los empastes de muelas, puentes, y otros tratamientos básicos de la dentadura.

Dicen que la Sanidad Pública Española es puntera, y no digamos ya la cirugía, que atrae gente de toda Europa en busca de soluciones quirúrgicas más rápidas y de mayor calidad, que en las ofrecidas por la mayoría de los países de la CE. Pero ¿sería tan descabellado esperar que nos ofrezca además cobertura para gafas, lentillas sillas de ruedas, muletas, u otras prótesis externas, necesarias, o que incluya de manera gratuita tratamientos como empastes, limpieza de boca, o la colocación de prótesis dentarias fijas o móviles fundamentales para poder masticar?.

Pera volviendo al "sonotone" de mi madre, estaba a punto de decirles que va a tener que esperar porque aun me estoy recuperando de la inversión en libros y material escolar de principio de curso, otra cosa que no acabo de entender, hablando de centros públicos de enseñanza obligatoria, donde desde mi punto de vista, absolutamente todo el material, incluidas las actividades extraescolares con fines didácticos, debería ser absolutamente gratuito.

Estoy hablando de otro de los pilares de nuestro anhelado Estado del Bienestar, la enseñanza, que implica la utilización de libros y materiales cuya financiación está prácticamente generalizada en algunas Comunidades Autónomas, y a cuya gratuidad "total efectiva" en los centros públicos extremeños, yo como madre y contribuyente, también aspiro a corto plazo .

Y si los gastos en libros, dentista, gafas y lentillas se llevan "un pico", en mi caso concreto, como madre de dos hijas celiacas, la cesta de la compra es incontrolable. Con un régimen sin gluten las estrategias de ahorro en alimentación se reducen a cero, porque las posibilidades de elección son muy limitadas. Las familias extremeñas con miembros celiacos esperamos un gesto de la Junta de Extremadura, para la integración de los celiacos, que incluya algún tipo de receta médica compensatoria de la diferencia de precios entre los alimentos dietéticos elaborados sin gluten y los "normales".

En Extremadura se vive muy bien, y las últimas leyes, como la de "autonomía personal", la de "conciliación laboral y familiar", o la Ley Orgánica de la Igualdad", además de traernos recursos, van a hacer nuestra vida más fácil, y justa. Nuestra Comunidad se ha convertido en un "bombón", a un rato de Madrid, Sevilla, Salamanca o Lisboa. Las portuguesas vienen a "parir" aquí, donde el uso de la epidural en partos se ofrecen en todos los hospitales. Pero con todo, en Extremadura aun se podría vivir mejor, si la Junta se decidiera a cubrir este tipo de carencias, como ha cubierto, por ejemplo, el cuidado infantil de la dentadura. Y todo esto me lleva a empezar mi carta de reyes con un :

"Querido Guillermo, para la próxima legislatura espero que, desde tu futuro cargo como Presidente de la Junta, nos traigas una Extremadura que siga desarrollándose, integrándose, generando más riqueza para repartir, y donde nadie carezca de un vecino que se preocupe por él. Una tierra con pueblos y ciudades humanas, pensados para vivir, y para convivir, como tú propones, pero donde cada día podamos, además, disfrutar de más prestaciones sociales, y se amplíe el abanico de servicios cubiertos por la administración Autonómica. Donde en definitiva, se perfeccionen, paso a paso los cuatro pilares básicos en los que se asienta nuestro anhelado Estado del Bienestar.
Milagrosa Carrero Sánchez
Profesora de secundaria
LaicaPágina de Brozas (Cáceres), cuna del BROCENSE


2 comentarios:

famalap dijo...

Yo también soy madre de dos niños, uno de ellos celíaco.
Luchamos por la igualdad de "derechos" como "deberes" en esta sociedad que nos ha tocado vivir, dónde no se contempla la celiaquía como una enfermedad con gastos que tenga y deba asumir el Estado español... y eso hace, como bien dices...no poder asumir otras "necesidades" para poder vivir dignamente...
Somos POCOS y no importamos...no hacemos ruido, por tanto se nos relega a un plano bastante lejano, anteponiéndose en nuestro camino otras "necesidades" que no tienen ningún carácter vital
Luchemos por lo que nos corresponde

Saludos Marisa
www.celiaconline.org

famalap dijo...

Yo también soy madre de dos niños, uno de ellos celíaco.
Luchamos por la igualdad de "derechos" como "deberes" en esta sociedad que nos ha tocado vivir, dónde no se contempla la celiaquía como una enfermedad con gastos que tenga y deba asumir el Estado español... y eso hace, como bien dices...no poder asumir otras "necesidades" para poder vivir dignamente...
Somos POCOS y no importamos...no hacemos ruido, por tanto se nos relega a un plano bastante lejano, anteponiéndose en nuestro camino otras "necesidades" que no tienen ningún carácter vital
Luchemos por lo que nos corresponde

Saludos Marisa
www.celiaconline.org