jueves, enero 04, 2007

El fracaso del proceso de paz

El fracaso del Gobierno en su intento por lograr la paz es el fracaso de la mayoría de españoles, que tememos que nuestra voluntad de superar la violencia esté perdiendo la batalla.
03/01/2007

El Periódico Extremadura

04/01/2007

Extremadura al Día


enviar
imprimir
añade a tu blog



04/01/2007 MILAGROSA Carrero

Tras meses de poner pegas contra el diálogo y de buscarle los cinco pies al gato, el PP se vanagloria de ver finalmente el proceso de paz en coma, y Zaplana no puede disimular su satisfacción por el fracaso del Gobierno en la consecución de una paz que el grupo popular lleva negándose a respaldar durante los meses de la tregua etarra. "Los hechos nos han dado la razón", pregona ahora orgulloso, tras el sangriento atentado de la T-4.
Pero cuando ETA revienta la terminal, haciendo estallar una furgoneta bomba con un número impreciso de kilos de explosivos, calculados entre 200 y 500, exponiendo a 20.000 personas, que tuvieron que ser desalojadas en el breve tiempo de una hora, destrozando 5 plantas del aparcamiento, y con el trágico resultado de dos desaparecidos, el fracaso del Gobierno en su intento por lograr la paz es el fracaso de la gran mayoría de los españoles que hoy estamos de luto y que tememos que nuestra determinación por dejar atrás el recuerdo de la violencia esté perdiendo la batalla contra los que están dispuestos a perpetuar la situación, con tal de no dejar que el Gobierno socialista sea el que consolide una paz a la que aspiramos la mayoría.
XHOY HAYx dos desaparecidos, varios heridos y cuantiosas pérdidas materiales, justamente lo que el Gobierno, con el mayoritario apoyo de los demócratas queríamos evitar, y ahora el PP se lava las manos, como Pilatos , sin asumir la parte de responsabilidad que le corresponde por su tozuda oposición a la negociación con ETA, negándose incluso a que el Ejecutivo se reuniera con la cúpula abertzale, criticando cualquier iniciativa en este sentido, y utilizando a la AVT, que por cierto reúne a sólo 3.000 de las 18.000 víctimas censadas del terrorismo, para movilizar a la derecha y a algunos crédulos contra el Gobierno, hasta lograr lo que llevan intentando todo el tiempo: Que el diálogo se rompa.
Cuando Aznar intentó en su momento negociar la paz toda la izquierda, y concretamente el partido socialista, adoptó una respetuosa actitud de apoyo, que respaldó con honesta fidelidad cada uno los pasos que iba dando el Ejecutivo. La oposición socialista de entonces asumió el acercamiento de presos, respaldó abiertamente las intenciones de generosidad , prometidas por Jose M. Aznar para avanzar en el proceso y, finalmente, manifestó su incondicional apoyo al Gobierno, cuando se rompieron las negociaciones , sin intentar sacar ventaja política del fracaso. Entonces todos deseábamos el fin de la violencia, aunque fuera de la manos del presidente español que más le ha hecho la pelota a los americanos en toda la historia de nuestro país, incluida la dictadura franquista. Si aquello hubiera salido bien muchos compañeros y enemigos políticos de todos los supervivientes, también estarían vivos, los huérfanos habrían disfrutado de sus padres, las viudas de sus maridos, los padres de sus hijos... etcétera. Pero Aznar fracasó, a pesar de todo el apoyo, y el fracaso el PP fue, entonces, el fracaso de todos, porque todos teníamos claro que sin paz nadie ganaba.
Ahora la situación es abismalmente distinta porque, analizándola, vemos que desde el primer día de la tregua unilateral de ETA la derecha más reaccionaria ha intentado sacar tajada política del proceso buscando la fractura social y generando dudas en los más crédulos, y lo más indignante es que ahora tampoco está teniendo escrúpulo alguno en continuar sacándola del brutal atentado del aeropuerto.
La gente que sólo queremos la paz no podemos entender cómo el PP tiene la cara de ir alardeando por ahí del triunfo de sus premoniciones , cuando lleva nueve meses --el embarazo entero del proceso-- machacando cada posibilidad de acercamiento, poniendo trabas a la adopción de medidas de contraprestación que sirvan para alcanzar acuerdos, intentando caldear el ambiente contra el Ejecutivo, dificultando la integración progresiva de Batasuna en el sistema democrático, exprimiendo las posibles interpretaciones de una Ley de Partidos diseñada por ellos al único objeto de reventar cualquier posible solución al conflicto armado del País Vasco --duramente criticada por Amnistía internacional porque su ambigüedad e imprecisión pone en riesgo derechos civiles con medidas propias de un estado de excepción, y que posiblemente habrá que modificar para alcanzar algún día la paz--, presionando insistentemente sobre las actuaciones de jueces y fiscales, e intentando en definitiva que el proceso se aborte.
El atentado del día 30 ha sido el gran triunfo de la extrema derecha española . Ellos han logrado lo que se proponían, que siga corriendo la sangre, y todos vivamos a medio camino entre el rencor y el miedo.
Mi repulsa y mi condena del atentado no pueden ser más sinceras porque se frustran mis esperanzas de paz a corto plazo, porque comparto desde lo más profundo de mi corazón el dolor de los que lloran a las víctimas, y porque la extrema derecha ha culminado brillantemente su estrategia de reventar el proceso de diálogo iniciado por Zapatero. ¡Ahora sí estarán contentos!

Milagrosa Carrero Sánchez

Profesora de secundaria


El periódicoExtremadura al día
http://www.blogger.com/profile/14177358
http://otrasopiniones.blogspot.com/
http://milagrosacarrero-vivencias.blogspot.com/
Extremadura Positiva
REDFEMINISTA
REDPROGRESISTA
RBS
disculpen las molestias
Asociación Aldea Moret
LaicaPágina de Brozas (Cáceres), cuna del BROCENSE
Mancomunidad Tajo-Salor (Cáceres

1 comentario:

itaca2000 dijo...

Estoy de acuerdo contigo, el artículo me parece muy bueno. Pero también entiendo que el PSOE habría tenido que ser más contundente (no dejarse llevar por la presión revientatodo del PP y sus grupos aliados de presión). El PSOE tendría que haber dado pasos positivos ignorando a la derecha fascista del país y, como mínimo, cumplir dos cosas que son de cajón: Acercamiento de presos y retirada de la ley de partidos del gobierno del PP. Como mínimo, eso.

No puede tolerarse que el partido que gobierna España conjuntamente con los otros partidos de izquierda que votamos no tenga mano firme en sus decisiones y se deje llevar por lo que diga el PP. Y ahora, después del atentado, peor, porque el PP entrará de lleno en la escena.

Saludos